Acepar

Las noticias del mundo empresarial

La mayoría de blanqueamientos dentales en España se producen después del verano

blanquemiento-dental2

No son pocas las personas que desean lucir una dentadura perfecta, reluciente y por supuesto blanca. En España, tal parece que el blanqueamiento dental se ha vuelto una práctica cada vez más común, alcanzando en 2015 cifras que indican que efectivamente existe un notable incremento entre los ciudadanos españoles, teniendo particular notoriedad el hecho que después del verano se agudizan e intensifican los casos de personas que acuden a su dentista u odontólogo de confianza para que le realicen este procedimiento.

La razón principal parece ser que después vacaciones nuestro dientes se decoloran por diversos hábitos no tan buenos como fumar o beber e incluso ciertos alimentos como cerezas o fresas, o falta de limpieza constante. Además dentistas expertos le atribuyen la decoloración del esmalte a causas naturales, como al simple paso del tiempo.

Siempre bajo la supervisión de un especialista

Cualquier persona puede acudir a algún consultorio especialista a someterse a este tipo de prácticas, con excepción de menores de edad, mujeres embarazadas y personas con ciertos tipos de alergias. De cualquier manera, siempre se llevará a cabo un estudio previo para confirmar que la persona es apta para que el procedimiento correcto sea efectuado.

De igual manera existen varios y diversos mitos en torno al blanqueamiento de dientes. Uno de ellos y el más extendido tal vez sea el que dice que el blanqueamiento de dientes desgasta el esmalte de la dentadura. Cosa más falsa ya que, como dijimos antes, el desgaste del esmalte está directamente relacionado con los cuidados, y hábitos del paciente y por supuesto al paso del tiempo y causas naturales.

Otra de las creencias sobre el blanqueamiento de dentadura es que provoca sensibilidad dental crónica, lo cual es falso. En caso de padecerse el dentista aportará el mejor cuidado y atención.

Los especialistas recomiendan abstenerse de someterse a procedimientos poco serios o de procedencia desconocida o falta de confianza, como productos milagrosos o tratamientos no profesionales que podrían poner en riesgo tu buena salud bucal, o daña tus encías y lengua.

Sea cual sea la razón que te motive a acudir con tu dentista de confianza para realizarte un blanqueamiento y limpieza dental y bucal, siempre es buena la prevención y tener una excelente educación en el cuidado de la salud.

Por supuesto, una buena recomendación de algún familiar o amigo siempre es una buena referencia como punto de partida. Alguien que ya se haya sometido a un blanqueado y su satisfacción sea evidente.

No escatimar nunca en cuestiones de salud y bienestar propios, es la premisa. Nuestra salud bucal es esencial en el diario vivir. Además como sabemos nuestra sonrisa es nuestra primera carta de presentación. Si quieres ahondar más sobre opciones de blanqueamientos al alcance de tu mano, visita este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *