Acepar

Las noticias del mundo empresarial

¿Cómo afecta la ley de herencia internacional?

Todos tenemos claro que hasta cierto punto cada país cuenta con una legislación distinta para prácticamente todo. Por supuesto para los casos de herencia esta no es una excepción a la regla. Es a raíz de lo anterior que las situaciones de herencias internacionales o cuando se dejan propiedades por fuera del país, termina por ser una situación muy compleja de manejar.

Debido a lo anterior, desde 15 agosto 2015, por parte de la normativa europea entró en vigor un aparato legislativo de sucesiones. En pocas palabras, la intención de esta medida es posibilitar que los trámites sean más fáciles de realizar y que se aporte toda la claridad necesaria en ellos. Sin embargo, los cambios son notables.

La ley de emergencia internacional

Desde el día 17 agosto 2015 se encuentra vigente esta normativa que se conoce como la Ley de Herencia Internacional. Por supuesto al hacer una serie de aclaraciones que no corresponden con lo tradicional, resulta fundamental que usted se informe.

Para el caso de España, un extranjero que se encuentra recibiendo o que se encuentra en su respectivo país, en caso que disponga de una propiedad en España y fallezca, la ley que era aplicada hasta hace poco tiempo, era que estas propiedades serían otorgadas en herencia de acuerdo con la legislación del país al que correspondía la nacionalidad de la persona. Esta definición suponía un inconveniente, ya que forzaba a un país a la aplicación de normativas de carácter externo y por ende distintas a las propias, lo que significaba distintas incompatibilidades.

La modificación principal con la Ley de Herencia Internacional consiste en que el lugar en donde se encuentra la propiedad manda. Con lo anterior se evitan una cantidad importante de juicios y de problemas. Tan sólo para ejemplificar una persona de Inglaterra que reside en España y que ha formado su familia en territorio español. En caso que fallezca, lo que ocasiona esta ley de herencia es que no se aplique la normativa inglesa como hasta hace un tiempo, sino que se considerará la española.

Por otro lado, con esta normativa también se garantiza o por lo menos se persigue los arreglos a los que pueden llegar las personas para evitar el pago de impuestos como consecuencia de su residencia en otro país. Un motivo más por el que en ocasiones se podía complicar una herencia. Con esta nueva disposición resulta muy poco inteligente tratar de esquivar los impuestos de sucesión.

En conclusión, con la Herencia Internacional se ajustan varios pequeños detalles, teniendo en cuenta tres variables como las principales: el lugar en donde está la propiedad, la nacional de quien falle y el sitio en el que residía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *